"No hay justicia en Panamá", grita Martinelli al ser enviado a juicio

El presidente panameño Ricardo Martinelli aseguró hoy que "no hay justicia en Panamá", luego de que un juez de Garantías decidió enviarlo a juicio oral y público por una causa de supuestas escuchas ilegales durante su mandato (2009-2014), por la que se enfrenta a una pena de 21 años.

"No hay justicia en Panamá", gritó el exgobernante de 66 años cuando era conducido fuera de la sala de audiencias en la sede de la Corte Supremo de Justicia (CSJ) en un receso de la diligencia, en la que el juez de Garantías, el magistrado Jerónimo Mejía, dictó auto de juicio y estableció como fecha tentativa de su juicio el 11 de diciembre próximo.

Visiblemente afectado, el ex jefe de Estado, quien permanece detenido de manera provisional en una cárcel de mínima seguridad, se quejó de que las autoridades panameña no lo dejan ni siquiera ir al cardiólogo y que lo quieren "matar".

Martinelli volvió a asegurar que el presidente panameño, Juan Carlos Varela, ha manipulado el caso en su contra, un extremo que actual mandatario siempre ha negado argumentando que respeta la separación de los poderes públicos.

El expresidente Martinelli está detenido en la cárcel El Renacer, a las afueras de la capital panameña, desde el pasado 11 de junio, cuando fue entregado a Panamá por Estados Unidos, donde estuvo preso un año en razón del pedido de extradición por la causa de las escuchas a decenas de políticos, empresarios y periodistas.

Martinelli será juzgado por el pleno del Supremo, de nueve magistrados, aunque su defensa interpuso un recurso que debe ser resuelto y que busca que el proceso pase a la justicia ordinaria. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida