Panamá acoge taller regional sobre gobernanza en los territorios indígenas

Panamá fue sede de un taller regional dirigido a fortalecer la gobernanza y la tenencia responsable en los territorios indígenas, informó este viernes la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El taller "Gobernanza y Resolución de Conflictos en Territorios Indígenas: contribuyendo al desarrollo de sistemas sostenibles de producción de alimentos y manejo de los bosques y agua", realizado esta semana, estuvo a cargo de la Autoridad Nacional de Administración de Tierras de Panamá (ANATI) y la FAO.

En el encuentro, que contó además con el apoyo del grupo de trabajo sobre tierras y pueblos indígenas de la Red Interamericana de Catastro y Registro de la Propiedad, se analizaron instrumentos para mejorar los derechos colectivos de tenencia y que contribuyan a la resolución de conflictos.

Se debatió igualmente sobre iniciativas existentes en materia de reconocimiento de derechos territoriales de los pueblos indígenas y el rol del catastro y registro en la gobernanza de esos territorios.

Además, se identificaron también puntos de conflicto comunes y se examinaron las propuestas y sugerencias de organizaciones indígenas para acordar estrategias y metodologías destinadas a fortalecer la gobernanza en los territorios de pueblos originarios.

Los representantes aborígenes coincidieron en que "los indígenas sin territorio no son indígenas" y señalaron que el taller realizado fue importante para conocer herramientas para poner en práctica y mejorar la seguridad territorial.

El administrador de la Anati, Carlos González, señaló que "la gobernanza de los territorios indígenas implica desafíos políticos, sociales y económicos para los cuales las organizaciones, comunidades y Estados involucrados necesitan no solo desarrollar capacidad institucional para abordarlos, sino interés en favor de los derechos de los pueblos originarios".

Por su parte, el coordinador Subregional de la FAO para Mesoamérica, Tito Díaz, afirmó que "la tierra, la pesca y los bosques encierran un valor social, cultural, espiritual, económico, medioambiental y político para los pueblos indígenas".

"Los Estados deben reconocer y asegurar los derechos colectivos de los pueblos indígenas y otras comunidades tradicionales y garantizar el consentimiento libre, previo e informado sobre aquellas actividades que se desarrollen en sus territorios", remarcó Díaz.

De acuerdo con la FAO, unos derechos de tenencia inseguros se traducen en un aumento de la vulnerabilidad, el hambre y la pobreza, y pueden conducir a conflictos y a degradación ambiental.

La FAO apoya a los países y a las comunidades indígenas en la mejora de la gobernanza de la tenencia.

En este sentido, en el taller también se analizaron las Directrices Voluntarias sobre la Gobernanza responsable de la Tenencia de la Tierra, la pesca y los bosques en el contexto de la seguridad alimentaria nacional (DVGTT), un instrumento de los Estados y las comunidades para lograr ese fin.

Esta herramienta orienta acerca de los derechos de acceso a la tierra, la pesca y los bosques en materia de marcos jurídicos y la asignación de responsabilidades institucionales, buenas prácticas para aumentar la transparencia y mejorar el funcionamiento de los sistemas de tenencia, y administración y resolución de conflictos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida