Lanzan fondo especial destinado a la conservación del jaguar a nivel comunitario

Un fondo especial que tiene como objetivo la conservación del jaguar a través de iniciativas lideradas por las organizaciones de base comunitaria y ONG locales en la región del Darién, fue lanzado en Panamá.

El fondo especial de 200.000 dólares financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), será ejecutado a través del Programa de Pequeñas Donaciones (PPD) que implementa el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El mismo será accesible para las organizaciones comunitarias que hayan realizado un trabajo previo en alianza con la Fundación Yaguará Panamá, organización científica sin fines de lucro que desempeña actividades de conservación de estos felinos silvestres en puntos sensibles del país.

PNUD destaca que Panamá, junto a Argentina, es uno de los dos países beneficiados en el continente americano con un fondo específico para la conservación de los jaguares a nivel de las comunidades locales, cuyo acceso se produce gracias al liderazgo de Panamá que, a través del Ministerio de Ambiente (MiAmbiente), ha venido en los últimos años apoyando iniciativas locales de investigación científica y de iniciativas con las comunidades para minimizar conflictos entre las comunidades y las poblaciones de jaguares.

"Con este financiamiento se prevé apoyar desde el nivel comunitario un abanico de iniciativas innovadoras, tales como la promoción del turismo ecológico, la adecuación de fincas ganaderas con medidas anti-depredación y campañas de educación ambiental con promotores ambientales, entre otras actividades", explicó la representante residente adjunta a.i. del PNUD en Panamá, Aleida Ferreyra.

Agrega que el istmo panameño tiene especial importancia para la conservación del jaguar por ser la última y más estrecha porción del Corredor Biológico Mesoamericano, el cual ha servido desde hace miles de años como puente terrestre natural entre América del Norte y América del Sur.

Por otro lado, advierte que de perderse esta conectividad entre poblaciones de jaguares, la variabilidad genética de la especie se vería amenazada.

“Esta iniciativa ofrece una enorme oportunidad para continuar colaborando con las comunidades locales y las organizaciones de la sociedad civil como socios clave para reforzar el sentido de pertenencia hacia el entorno natural y las especies de vida silvestre con las que conviven; así se podrían potenciar los beneficios que conlleva la conservación del jaguar como símbolo representativo de la biodiversidad en Panamá, la salud de los ecosistemas y mejora de la calidad de vida de las personas, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030”, señala PNUD.

Cabe mencionar que el jaguar, una de las especies más emblemáticas y carismáticas de los bosques tropicales, se encuentra desde 2008 en la lista de especies en peligro de extinción por la pérdida de su hábitat, derivada principalmente de la disminución de la cobertura forestal y la expansión de la frontera ganadera, la disminución de sus presas naturales, la cacería furtiva y el comercio ilícito. La presencia de jaguares es un indicador de la salud ambiental de los ecosistemas y una señal del estado de la biodiversidad panameña.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes