"Muchos" responsables de atentados de Sri Lanka están arrestados o muertos

El primer ministro de Sri Lanka, Ranil Wickremesinghe, aseguró hoy que "muchos" de los responsables de la serie de atentados del Domingo de Resurrección han sido arrestados o están muertos, por lo que el país tiene pude volver a "la normalidad".

"Muchas de estas personas ya han sido arrestadas y otras han muerto", dijo en una declaración el primer ministro en relación a los responsables de los atentados que dejaron 253 muertos y más de 500 heridos durante las celebraciones de Pascuas del pasado domingo.

"Esto nos ha permitido tener la oportunidad de volver a la normalidad", añadió.

Durante la última semana las fuerzas de seguridad han acometido una serie de operaciones en todo el país a la búsqueda de los responsables de los ataques a tres iglesias y tres hoteles de lujo reivindicados por el Estado islámico (EI).

De acuerdo al balance más reciente de la Policía, en la última semana han sido detenidas casi 150 personas, entre ellos la esposa y la hija del principal organizados de los atentados, identificado como Mohamed Zahran, que se inmoló en las explosiones de uno de los hoteles.

Zahran fue identificado como el líder del National Thowheed Jamath (NTJ) que, junto al Jammiyathul Millathu Ibrahim (JMI), es el movimiento extremista al que las autoridades han atribuido la responsabilidad de la serie de ataques cometidos por al menos nueve suicidas cargados de potentes explosivos.

"Debemos eliminar este extremismo yihadista de inmediato", dijo en la declaración escrita el primer ministro que esta semana reveló que unas 130 vinculadas al EI participaron de los ataques.

Wickremesinghe informó hoy además que una cantidad de maestros, cuyo número no precisó, han venido a Sri Lanka para trabajar en centros educativos sin visa de trabajo.

"El Ministerio de Asuntos Musulmanes y el Ministerio de Interior trabajarán para que estas personas sean deportadas. Habrá discusiones con la comunidad musulmana y los ministerios pertinentes sobre las nuevas leyes y reglamentos", indicó.

El primer ministro saludó "el apoyo dado por la comunidad musulmana" y pidió a los ciudadanos "que nadie les haga daño".

Las autoridades trabajarán en coordinación "para garantizar que todos los bienes y personas que entran y salen del país, y los movimientos dentro del país se realicen de acuerdo con la ley", sumó.

Desde que se cometieron los ataques, la isla ha estado bajo un régimen de excepción con toques de queda nocturnos, pesquisas, y bloqueos para el uso de las redes sociales.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes