El juicio a ocho acusados por la muerte de Berta Cáceres comenzará el viernes

El juicio a ocho acusados por el asesinato hace más de dos años de la ambientalista hondureña Berta Cáceres comenzará este viernes tras tres aplazamientos y luego de que fue rechazado un nuevo recurso contra el tribunal de sentencia, informó hoy una fuente oficial.

La portavoz del Poder Judicial en Tegucigalpa, Lucía Villars, informó de la nueva fecha fijada del juicio y anunció que ya han sido convocadas todas las partes.

El juicio debió haber comenzado el pasado 10 de septiembre, pero días antes se informó de su aplazamiento para el 17 de ese mismo mes porque "la proposición de pruebas se alargó unos días más".

El lunes 17 de septiembre se suspendió por la presentación de cinco recursos de amparo y una recusación contra el tribunal de sentencia.

Mientras que el pasado día 15 de octubre fue nuevamente suspendido porque la acusación privada, la familia de Berta Cáceres, insistió en la recusación.

La ambientalista fue asesinada el 3 de marzo de 2016 en la ciudad de La Esperanza, pese a contar con medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para protegerla de las constantes amenazas que recibía.

Los imputados por el asesinato son Mariano Díaz (oficial del Ejército), Douglas Geovanny Bustillo (exmilitar) y Sergio Ramón Rodríguez, gerente de la empresa Desarrollo Energético (DESA,) a la que Cáceres se enfrentó por defender el río Gualcarque, donde esa firma pretendía construir la represa hidroeléctrica Agua Zarca.

Se suman Elvin Heriberto Rápalo, Henry Javier Hernández, los hermanos Edilson y Emerson Duarte, y Óscar Arnaldo Tareas.

Todos son acusados por el Ministerio Público por el asesinato en perjuicio de Cáceres y asesinato en su grado de ejecución de tentativa del ambientalista mexicano Gustavo Castro, único testigo del crimen y quien ese día era su huésped y resultó herido de bala, aunque no de gravedad.

La ambientalista hondureña, una maestra de 43 años ganadora del prestigioso premio ambiental Goldman, se oponía al proyecto por considerar que causaba daños al medioambiente, principalmente a las comunidades de la etnia lenca.

El asesinato de Berta Cáceres, según un informe divulgado en octubre de 2017, fue ordenado por ejecutivos de la empresa hondureña DESA, cuyo presidente ejecutivo, Roberto David Castillo, está detenido desde marzo como presunto autor intelectual del crimen en alianza con fuerzas de seguridad del Estado. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes