Varela pide en la ONU más cooperación ante la creciente producción de drogas

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, llamó hoy en Viena en una reunión de la ONU a una mayor cooperación internacional para afrontar el incremento "exponencial" de la producción de cocaína y otras drogas en América Latina, y alertó sobre la creciente violencia relacionada con el narcotráfico.

"Quiero compartirles mi profunda preocupación por el aumento exponencial de los cultivos de coca y la incursión de nuevas drogas sintéticas que están causando la muerte de miles de jóvenes en algunos países", declaró Varela en el plenario de la novena sesión de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional (UNTOC).

Más de 800 representantes gubernamentales, de la sociedad civil y de expertos en delincuencia se reúnen en Viena esta semana para debatir la lucha contra el crimen organizado transnacional.

"Como consecuencia de las miles de hectáreas de cultivos de coca que aún se encuentran en producción, se avecina una tormenta para la comunidad internacional", sostuvo el presidente panameño.

"No sólo traerá un aumento de los índices de la violencia relacionada con el narcotráfico, como ya lo estamos viendo en América Latina, sino que también podría convertirse en una epidemia de salud pública, que afectará a todos los países del mundo pero principalmente a Norteamérica", agregó.

Varela defendió que, ante esa situación, "a mayor colaboración internacional y más cooperación entre nuestros países y agencias de seguridad, hay mejores posibilidades de ser exitosos en esta lucha contra el crimen organizado transnacional".

El presidente panameño agregó que se deberían aplicar políticas sociales para asegurar que el "desarrollo humano" y "el progreso" disminuyen los factores de riesgo que llevan a las personas a caer en las redes del crimen organizado.

También pidió blindar las instituciones estatales y los partidos para que "no puedan ser infiltrados, controlados ni financiados por el crimen organizado".

Y defendió que los Estados destinen más "capacidades militares, recursos humanos y económicos para apoyar a las fuerzas policiales especiales en la guerra contra el narcotráfico y el crimen organizado".

Por último, Varela demandó que se generen "nuevos marcos regulatorios" para cercenar las finanzas del crimen organizado o el blanqueo que se enmascaran en operaciones opacas en internet, como las que se realizan con monedas virtuales.

En ese sentido, reafirmó el compromiso internacional de Panamá con las Naciones Unidas y recordó que por su país "transita anualmente el 5 % del comercio marítimo global".

Debido a ese gran flujo comercial, el Gobierno panameño tiene como prioridad evitar que sean utilizados para actividades ilícitas "su plataforma logística, su canal, puertos, aeropuertos y sistema financiero", aseguró.

"Hemos desarrollado exitosamente un paquete integral de reformas legales e institucionales muy sensibles para blindar nuestra plataforma de servicios contra la corrupción, el blanqueo de capitales y el financiamiento del terrorismo, adoptando los más altos estándares internacionales", subrayó.

Como muestra del compromiso de Panamá en la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, Varela destacó que su país ha decomisado desde 2014 más de 300 toneladas de drogas, lo que lo sitúa como "el cuarto del mundo con mayor cantidad de drogas confiscadas".  

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes