Universidad de Honduras pide investigar uso de fuerza de policías militares

La Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) solicitó este martes al Ministerio Público que "investigue" los incidentes violentos de ayer en sus instalaciones en Tegucigalpa, donde policías militares dispararon e hirieron al menos a cuatro estudiantes, según las autoridades de la institución académica.

La petición al Ministerio Público fue hecha por el abogado de la Unah, José Ramón Martínez, quien subrayó a periodistas que no se está acusando a nadie, sino una solicitud para "que se investigue" lo que ocurrió en la Ciudad Universitaria.

En el enfrentamiento que se produjo el lunes en la Unah resultaron heridos cuatro estudiantes y al parecer dos policías militares, informó la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina).

La batalla campal entre policías militares y presuntos estudiantes se inició cuando los últimos intentaban bloquear un bulevar que cruza frente a la Unah con neumáticos a los que le prendieron fuego.

Según la Fusina, los policías militares se introdujeron a la Unah porque los manifestantes les retuvieron por la fuerza a uno de sus compañeros y lo introdujeron a la máxima casa de estudio.

"Que sea el Ministerio Público el que investigue los hechos", reiteró el apoderado legal de la Unah.

En el enfrentamiento dentro de la Unah se vio a individuos lanzando cócteles molotov y al menos dos personas con el rostro cubierto que portaban armas de fuego hechizas conocidas como "chimbas", con las que según la Fusina se atentó contra los mismos estudiantes y otras personas que circulaban por el sector, a los que también había que "proteger".

A raíz de los incidentes del lunes, la Unah suspendió las clases en todos los centros del país de la institución "hasta segunda orden"; pero hoy, decenas de presuntos estudiantes ingresaron a la Ciudad Universitaria en Tegucigalpa después de derribar de manera violenta uno de los portones principales.

Todos los portones de acceso a la Unah estaban cerrados por la suspensión de clases.

Martínez no se refirió al derribo del portón en la Unah, ni por otros daños causados el lunes por presuntos estudiantes en el edificio administrativo de la institución, de reciente construcción, pero dijo que "le corresponde actuar al Ministerio Público".

Organismos de derechos humanos nacionales e internacionales han reprochado el uso "excesivo" de la fuerza por parte de los policías militares que ingresaron el lunes a la Unah, además de señalar que no se justifica.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes