Texas sopesa permitir portación abierta de armas

Señalada desde hace mucho tiempo como la capital de la cultura de las armas en Estados Unidos, Texas es uno de los pocos estados en los que está prohibida la portación abierta de pistolas.

Sin embargo, esta situación podría cambiar en 2015, debido a que los republicanos controlan la legislatura estatal y el gobernador electo Greg Abbott pretende impulsar mayores derechos para la posesión de armas.

" Si la portación abierta de un arma es suficientemente adecuada para Massachusetts, es suficientemente adecuada para el estado de Texas", declaró Abbott el día posterior a su elección en noviembre.

Texas permite la portación oculta de pistolas y si aprueba la portación abierta se convertiría en el estado más grande que adopte la medida, para lo que tendría que anular una prohibición de hace 140 años.

La portación abierta tuvo gran apoyo en la elección estatal de 2014 y cuando menos seis iniciativas fueron turnadas para la próxima sesión legislativa que dará inicio en enero. Abbott se ha comprometido a promulgar la que le envíen a su despacho.

La granjera Coni Ross, de 63 años, de la localidad de Blanco, lleva una pistola en el bolso para su protección personal. Dice que si pudiera le agradaría la opción de portarla abiertamente en el cinto. De hecho lo hace cuando está en su finca y se siente cómoda con su arma al lado.

" En segundo y medio, un hombre puede correr 7,5 metros (25 pies) con un cuchillo en las manos y asestar una puñalada antes de que uno pueda sacar la pistola", afirmó. " Quien traiga su arma oculta está muerto", agregó.

En la mayor parte del país se permite alguna forma de portación abierta, según el Centro Jurídico para Impedir la Violencia con las Armas, un grupo con sede en California que pugna por una ley para el control de armas.

Sin embargo, no está permitido en Texas, California, Florida, Nueva York, Illinois y Carolina del Sur, estados que tienen más de un tercio de la población de Estados Unidos y seis de las siete ciudades más grandes del país.

Las grandes zonas urbanas han tenido habitualmente las medidas más estrictas sobre la portación de armas en público debido a preocupaciones sobre la seguridad de las multitudes y el control de la delincuencia, dijo el profesor de derecho de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), Adam Winkler, autor del libro "Gunfight: The Battle over the Right to Bear Arms in America" (Balacera: La batalla por el derecho a portar armas en Estados Unidos".

Para Winkler, es "muy sorprendente" que Texas tenga vigente una prohibición a la portación abierta de armas que data de 1870.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes