Putin promete impulsar el gasto social en su programa anual

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, se comprometió el jueves a impulsar el gasto en programas sociales dentro de los esfuerzos de modernización del gobierno.

Durante su programa anual de llamadas telefónicas, Putin recibió una serie de quejas sobre salarios y pensiones bajas. El mandatario respondió explicando los planes para aumentar los sueldos para los trabajadores del sector público.

Más de 1,5 millones de personas enviaron sus preguntas por teléfono, videollamada o internet.

Para los habitantes del vasto país, el extremadamente coreografiado programa es una inusual ocasión de elevar sus quejas al máximo nivel. Las reclamaciones suelen centrarse en los salarios bajos, carreteras llenas de baches, escuelas decrépitas, hospitales abarrotados y otros asuntos sociales.

Putin reconoció que Rusia se vio afectada por la caída de los precios de la energía y las sanciones internacionales, pero apuntó que la economía mejoró.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes