Opositores celebran apertura de proceso de impeachment a Rousseff

Apenas se supo que el presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, había aceptado un pedido de impeachment contra la presidenta Dilma Rousseff, las redes sociales se llenaron de reacciones divididas entre celebraciones de la oposición y acusaciones de golpismo del lado oficialista.

Uno de los primeros en manifestarse fue el propio Cunha, que publicó una imagen en la red Twitter con un mensaje directo: "Impeachment acogido". Al cartel le acompañaba también un texto escrito por el equipo del legislador.

"Atendiendo la petición de las calles, el presidente de la Cámara, Eduardo Cunha, acogió el pedido de #impeachment de @dilmabr", afirmaba el tuit que fue reproducido en 3.300 ocasiones hasta el momento.

Un mensaje similar aparecía en la página de Facebook del poderoso legislador del mayor partido político brasileño, el PMDB (Partido del Movimento Democrático Brasileño, centro-derecha), donde fue compartido más de 48.500 veces y recibió el apoyo de unos 53.200 internautas.

El líder de la principal fuerza de oposición, el senador Aecio Neves, también usó las redes para mostrar su satisfacción con la apertura de esta acción que podría derivar, tras un largo y complejo proceso, en la destitución de su contrincante, y vencedora por un margen de apenas 3% en las elecciones presidenciales del año pasado.

"Apoyo la propuesta de impeachment. El Congreso no hace nada que no esté en sintonía con la población", escribió el líder del PSDB (Partido de la Socialdemocracia Brasileña).

Y añadió: "La ley en Brasil es para ser cumplida por todos, en especial por la presidenta de la República".

Menos contenidos se mostraron los movimientos organizadores de las masivas protestas que recorrieron las calles de Brasil para pedir la destitución de Rousseff, que llamaron a sus seguidores a salir de nuevo para celebrar la decisión de Eduardo Cunha.

La propia presidenta, que afirmó ante los medios que tiene la "convicción y la absoluta tranquilidad en cuanto a la total improcedencia de ese pedido", utilizó internet para destacar un trecho de su declaración.

"Mi pasado y mi presente atestan mi idoneidad y mi incuestionable compromiso con las leyes y la cuestión pública", se leía en un mensaje compartido alrededor de 3.100 veces y apoyado por unos 16.500 internautas hasta ahora.

Junto al texto publicado en la cuenta oficial de Facebook de la presidenta de Brasil, que es seguida por más de 2,5 millones de usuarios, podía verse el fragmento de la comparecencia en la que Rousseff se refirió a las acusaciones de corrupción que enfrenta Eduardo Cunha.

Aunque el presidente del gobernante Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), Rui Falcao, dio un paso más en su cuenta de Twitter.

"Golpistas no pasarán! #Nohabrágolpe #Dilmasequeda", afirmó el líder del partido que gobierna Brasil desde 2003.

En la misma línea también había reaccionado el ministro de Trabajo, Miguel Rosetto, a través de un comunicado.

"Una irresponsabilidad con el país y un tentativa de golpe que será derrotada", valoró sobre la apertura del proceso.

En la noche de este miércoles, que marcará la vida política de Brasil en los próximos meses, los temas más comentados en Twitter eran 'Cunha' y, en tercer lugar, 'Se a Dilma' ('si Dilma', en español), donde los internatutas realizaban pronósticos, en su mayoría humorísticos e irónicos, sobre el futuro político del país.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes