Militares reprimen protesta en límite con Brasil

Decenas de guardias nacionales lanzan gases lacrimógenos para tratar de dispersar una protesta de varios centenares de habitantes de la población venezolana de Santa Elena de Uairén​, próxima a la frontera con Brasil, junto a diputados opositores para exigir la reapertura de la frontera, cerrada la víspera por el presidente Nicolás Maduro, y el paso de la ayuda humanitaria, indica The Associated Press el diputado opositor Ángel Medina.

La protesta se da horas después de un violento enfrentamiento entre militares e indígenas en una comunidad de la etnia pemón en el parque nacional de la Gran Sabana, cercana a Santa Elena de Uairén, que dejó una indígena fallecida por el disparo de un fusil y otros 22 indígenas heridos, la mayoría por disparos de armas de fuego.

Medina dice que debido a la escasez de medicamentos e insumos que hay en el hospital de Santa Elena de Uairén seis de los heridos de bala, que se encuentran en condición delicada, debieron ser trasladados en ambulancia hacia la ciudad brasileña de Boa Vista para recibir atención médica.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes