Miami: Levantamiento en Venezuela da esperanzas a exiliados

 Exiliados venezolanos en Florida que se oponen al gobierno socialista de su país celebraron el llamado al levantamiento del líder de oposición Juan Guaidó en Venezuela.

"¡Viva Venezuela!", gritaban, mientras docenas de exiliados abarrotaban un restaurante en el suburbio de Doral, en Miami, siguiendo en sus celulares las novedades sobre la insurrección contra el presidente venezolano Nicolás Maduro.

El llamado de la oposición a un levantamiento representa el desafío más serio al gobierno de Maduro tras meses de protestas mayormente pacíficas encabezadas por Guaidó, quien se ha declarado presidente encargado y goza del respaldo de medio centenar de países.

En Florida viven unos 190.000 venezolanos, muchos de los cuales llegaron en la última década mientras Venezuela caía en crisis durante el gobierno de Maduro y de su predecesor, Hugo Chávez. A nivel nacional, el número de inmigrantes venezolanos prácticamente se duplicó desde 2010 a casi 350.000.

Los venezolanos exiliados que se reunieron en Doral lloraron y cantaron su himno nacional; algunos de ellos tenían gorras de béisbol con los colores de su bandera. Algunos hablaban de poder regresar pronto a su país natal, mientras que otros dijeron que esperaban este levantamiento. Muchos ataron los listones azules en su brazo derecho que se han convertido en un símbolo de oposición al gobierno de Maduro.

Wilfredo Castillo, un médico de 25 años que llegó a hace tres meses de una ciudad del norte de Venezuela, lloraba mientras explicaba cómo desconocía lo que es vivir en un país libre.

“Esto me da la esperanza de volver y pisar mi suelo, mi tierra y estar libre”, dijo Castillo.

El senador Rick Scott de Florida pidió el firme respaldo de Estados Unidos a la oposición venezolana mientras se desarrollaban los eventos, y dijo que Estados Unidos “deberá estar preparado para suministrar ayuda humanitaria y defender la libertad y democracia en Venezuela”.

“Guaidó y la gente de Venezuela han dado este paso crítico. No podemos abandonarlos. La inacción no es una opción”, decía el comunicado de Scott.


El gobierno de Trump rápidamente declaró el martes un entusiasta apoyo a las acciones de la oposición venezolana. En enero, el gobierno de Estados unidos dio el paso inusual de reconocer a Guaidó, el líder de la oposición de la Asamblea Nacional, como presidente encargado. También impuso sanciones a Venezuela.

Entre los reunidos el martes estaba un popular comediante venezolano, Franklin Virgüez. Dijo que desde hace mucho otros exiliados han esperado que haya un llamado al levantamiento.

“Este es el momento de gloria que hemos estado esperando los venezolanos fuera de Venezuela”, dijo Virgüez.

Los miembros demócratas del Congreso de Florida se reunieron el martes para expresar su apoyo al pueblo de Venezuela y exhortar a Maduro a renunciar.

“Estoy muy atenta a la situación de Venezuela y a todo lo que los venezolanos están haciendo para restablecer la democracia en su país”, dijo la representante Debbie Wasserman Schultz. “He escuchado historias desgarradoras de personas que han huido de la violencia, el hambre y la falta de recursos médicos en Venezuela... en mi comunidad en el sur de Florida”.

Thais Marquina abrazó a su amiga en un restaurante en Doral mientras sollozaba y se secaba las lágrimas sin quitarse las gafas de sol.

Son “20 años de opresión y por fin vemos una luz, el camino de la libertad”, dijo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes