Lanzan piedras y bombas incendiarias vs policías en Grecia

Manifestantes lanzaron piedras y bombas incendiarias contra policías el jueves en Grecia en protestas con motivo del décimo aniversario de la muerte de un joven de 15 años abatido por agentes.

En Tesalónica, en el norte de Grecia, los manifestantes erigieron barricadas y lanzaron cócteles Molotov contra los policías, que respondieron con granadas aturdidoras y gases lacrimógenos. La violencia estalló a partir de una marcha ocurrida al mediodía y se prolongó toda la tarde.

En Atenas, la policía lanzó gases lacrimógenos contra jóvenes encapuchados que tiraron piedras y otros objetos y destruyeron paradas de autobús. Por lo menos 10 personas fueron detenidas.

Se anunció otra marcha para el jueves más tarde en Atenas y una concentración en la noche en el lugar donde policías mataron a Alexandros Grigoropoulos el 6 de diciembre de 2008.

Grigoropoulos tenía 15 años cuando fue abatido fatalmente mientras estaba con amigos en el distrito Exarchia, sede de bares y restaurantes populares. Un policía había disparado su arma después de un altercado. El agente aseguró luego que no le había apuntado al joven y que él fue alcanzado por la bala accidentalmente.

La muerte del joven provocó los peores disturbios en décadas en Grecia. Durante dos semanas se extendieron las protestas en varias ciudades, donde los alzados saquearon tiendas, quemaron edificios y vehículos y erigieron barricadas ardientes en las calles.

El policía, Epaminondas Korkoneas, fue declarado culpable de asesinato y sentenciado a cadena perpetua. Su apelación está en curso. Otro policía que estaba presente en el suceso fue sentenciado a 10 años de prisión, pero hace unos años recibió libertad condicional.

En Atenas, las autoridades desplegaron unos 2.500 policías y un helicóptero y la estación del tren subterráneo central en la Plaza Syntagma fue clausurada.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes