Dan trabajo comunitario a hombre por tirar batido a político

Un hombre de 32 años fue sentenciado el martes a servicio comunitario por lanzarle un batido de leche al político pro-Brexit Nigel Farage.

Paul Crowther se declaró culpable de agresión y daños criminales por el ataque del 20 de mayo. Dijo que lamentaba haber lanzado el licuado de plátano y caramelo con sal al líder del Partido Brexit.

Farage estaba de campaña por las elecciones al Parlamento Europeo en la ciudad de Newcastle, en el nororiente de Inglaterra, cuando le cayó el batido, que luego se derramó por el traje.

El juez de distrito Bernard Begley calificó el ataque de Crowther de "acto de vulgar estupidez motivada por posturas políticas". Ordenó que Crowther trabaje 150 horas como voluntario y pague 350 libras esterlinas (438 dólares) a Farage por daños.

Los licuados se han convertido en un arma política inusual en Gran Bretaña. Otros políticos y personalidades, incluyendo el activista de extrema derecha Tommy Robinson, han sido atacados con batidos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes