Congreso de Guatemala aprueba elevar conmutación a penas de hasta 10 años

El Congreso de Guatemala aprobó hoy conmutar las penas de cárcel de hasta diez años al introducir una nueva reforma al Código Penal, que establecía este beneficio cuando los reos eran condenados a cinco años o menos.

En la reforma votada tras una solicitud de "moción privilegiada" quedó establecido que no se conmutarán penas a "reincidentes y delincuentes habituales", por "su peligrosidad social", y a los condenados por defraudación tributaria, aduanera, contrabando aduanero, apropiación indebida de tributos y resistencia a la fiscalización tributaria, así como en los casos correspondientes a violencia sexual.

Poner la barra en las condenas de diez años o menos beneficia a varios de los políticos procesados por distintos delitos de corrupción y hasta por hurto y robo agravado.

La polémica votación es la segunda del día, ya que antes se aprobó una iniciativa que libera a los secretarios generales de los partidos políticos de la responsabilidad penal en casos de financiación electoral ilícita, una medida que beneficia al presidente, Jimmy Morales, y a otros diputados denunciados.

Los exgobernantes, exministros, exfuncionarios y empresarios que se encuentran en prisión preventiva por casos destapados desde 2015, como el de "La Línea" -que tiene que ver con defraudación tributaria- podrían encontrar alivio en la medida, pues deja claro que los delitos permanecen inconmutables solo para quienes ya han sido condenados.

Entre este grupo está el expresidente Otto Pérez Molina (2012-2015), quien está detenido mientras es procesado por un escándalo de corrupción en las aduanas del país, al igual que su vicepresidenta, Roxana Baldetti.

La diputada opositora y líder del partido Encuentro por Guatemala, Nineth Montenegro, dijo estar sorprendida por lo presentado como "urgente" este día, porque "nunca se habló de los temas que hoy se están aprobando".

"Primero fue la que eximía a los secretarios generales de los partidos responsabilizando únicamente a los contadores y luego vino una más sorpresiva", explicó la congresista, quien añadió que con la conmuta de penas, ahora "cualquier cosa puede ser conmutable: estafa, robo. Es muy delicado".

Al finalizar la sesión del Congreso un grupo de personas llegó a las instalaciones a gritar consignas contra los diputados por las reformas aprobadas, ya que consideran que benefician a los corruptos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7