Así cambió de idea Natalia Jiménez acerca de la maternidad

La cantante Natalia Jiménez ha regresado por la puerta grande a la escena musical con su sencillo 'Nunca es Tarde' tras tomarse tres años de descanso durante los que se ha dedicado a disfrutar de cada momento con su pequeña Alessandra.Ahora que ha comenzado la gira promocional, resulta casi inevitable que se enfrentara a la pregunta de si su marido y ella se plantean darle una hermanita o hermanito a su hija y fiel a su carácter extrovertido ella no ha dudado en responder con un rotundo no.

"Ahora estoy con canciones. De carne y hueso ya no más", ha asegurado la artista a su paso por el programa 'Un nuevo día' de Telemundo. "Se complica un poco la cosa cuando eres artista y tienes un bebé", ha añadido para justificar su decisión de no ampliar la familia.Por otra parte, la antigua vocalista de La Quinta Estación es consciente de que en su momento también afirmó que la maternidad no estaba hecha para ella y no le llamaba la atención, y finalmente acabó cambiando de opinión.

"Yo en todas las entrevistas decía que no quería ser mama porque no era para mí y me daba pereza y luego un día nos casamos. Hicimos una boda sorpresa, la gente pensaba que era mi cumpleaños y en realidad era mi boda, y todo el mundo se volvió loco. El caso fue que dos días después de casarnos estábamos en casa, nos quedamos mirándonos y dijimos: ¿Y tú y yo qué hacemos ahora sin hijos y sin nadie más? Nos vamos a aburrir... Entonces fue cuando dije que, bueno, a lo mejor podíamos tener uno. Un bebe que se pareciera a mí y con ricitos", ha recordado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes