Taylor Swift se "enamoró" de su nuevo gatito en cuestión de segundos

Las dos gatas de Taylor Swift deberán ir acostumbrándose a compartir su fama con un nuevo componente de su familia minina: el pequeño Benjamin Button, a quien su dueña conoció mientras grababa el videoclip de su último sencillo 'ME!'.

Los fans de la artista ya daban por sentado que la cantante había adoptado otra mascota después de que el animal apareciera en el vídeo musical y más tarde fuera incluido en uno de los murales promocionales que ella presentó en Nashville, pero no ha sido hasta ahora cuando Taylor ha querido compartir con todos ellos el momento en que el gatito consiguió robarle el corazón.En el vídeo que acaba de subir a sus redes sociales se puede ver cómo la cuidadora de Benjamin le entrega al animal para rodar una escena junto a su compañero de dueto, Brendon Urie, provocando que una encandilada Taylor le preguntara en cuestión de segundos: "Es una preciosidad. No para de ronronear. ¿Puedo quedármelo?".

En cuanto le dieron el visto bueno para llevárselo a casa, la artista procedió a mostrárselo a sus padres, que se encontraba en el set de grabación, mientras repetía a todo el que estuviera dispuesto a escucharla: "Estoy obsesionada con él. Necesito encontrar un teléfono para organizarlo todo. Jamás había conocido un gato tan sociable. ¡Mirad lo dulce que es!".

En cuestión de días Benjamin se ha apoderado del Instagram de la estrella del pop a pesar de que ella había optado en los últimos tiempos por consagrarlo más a promocionar sus proyectos profesionales que a mostrar su vida personal. De las últimas seis publicaciones que ha compartido, tres son acerca del minino y el carácter tan afable que ha demostrado tener, en especial si se compara con las temperamentales Meredith y Olivia.

"Personalmente yo nunca me había topado con un gato que prefiriera ser llevado en brazos como si fuera un bebé humano, pero eso es lo que está sucediéndome. Así es como prefiere que lo lleve a todos lados", explica ella en una de las grabaciones de Benjamin.Lo que no ha querido comentar es cómo han reaccionado sus dos gatas, las reinas confirmadas de su hogar, ante la llegada del gatito, que ella misma reconocía inicialmente que podía causar ciertas tensiones.

"Vas a tener dos hermanas, y van a ser muy, muy buenas contigo... Puede que no al principio, pero eso es solo porque son muy celosas", le explicaba la propia Taylor a Benjamin al poco de conocerle, cuando ya había decidido que sería su nuevo gato.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes