Kim Kardashian controlará el acceso de sus hijos a las redes sociales

Aunque para ella suponen una herramienta esencial para consolidar su posición de dominio absoluto en la cultura popular contemporánea, así como para promocionar sus numerosos negocios paralelos a su condición de estrella televisiva, lo cierto es que Kim Kardashian es también perfectamente conocedora, de tanto que las cultiva, del sinfín de inconvenientes y peligros que encierra una exposición demasiado prolongada a las redes sociales.

Es por ello que la también diseñadora se asegurará de controlar de forma exhaustiva el uso que sus cuatro retoños North (6), Saint (3), Chicago (1) y Psalm (cuatro meses) empiecen a hacer de la esfera virtual cuando sean lo suficientemente mayores para crearse sus propios perfiles en Facebook, Twitter e Instagram, amén de otras plataformas: todo ello para que su consumo sea moderado y saludable.

"Vivir con las redes sociales implica varias desventajas, como tener que lidiar con toda la negatividad que allí existe. Además, a los usuarios más jóvenes les afectan demasiado cosas como el número de seguidores que tienen, lo que no quita que también haya muchos beneficios. Lo que tengo claro es que yo monitorizaré personalmente a mis hijos a medida que se familiarizan con las redes sociales. No sé qué será para ellos tener que crecer en este entorno. Yo me crié sin ellas, por lo que no sé qué ocurrirá", ha explicado en conversación con la agencia Reuters.

Hace solo unos meses, la también esposa del rapero Kanye West expresó su "preocupación" por la presencia cada vez más significativa de sus retoños en los medios de comunicación y, tras reconocer que esa situación estaba íntimamente vinculada a su condición de celebridad y a la popularidad de su marido, puso de manifiesto su deseo de dosificar la aparición de estos en sus propias cuentas.

"Sí, claro que me preocupa. Hay momentos en los que me siento cómoda publicando fotos de ellos en mi perfil, pero en otras ocasiones me restrinjo mucho. Es necesario que los niños crezcan con normalidad, felices y relajados, y no es imprescindible hacer público todo lo que nos ocurre con ellos", aseguraba en otra entrevista.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes