Kate Mara se sincera sobre el "miedo" que pasó antes de someterse a una cesárea

Los actores Kate Mara y Jamie Bell recibieron hace justo un mes a su primer retoño en común, una adorable niña de la que todavía no se conoce su nombre y sobre la que, en su momento, la pareja se limitó a asegurar que se encontraba en perfectas condiciones tras un parto exitoso y sin complicaciones.

Sin embargo, la que fuera protagonista de la serie "House of Cards" ha revelado ahora que su primer embarazo, y el consiguiente nacimiento de su niña, no fueron ni mucho menos un camino de rosas debido a la colestasis que le fue diagnosticada en la recta final del proceso: un trastorno que afecta al hígado y que, en circunstancias extremas, podría incluso dañar al feto.

Para minimizar los riesgos, los médicos que atendieron a la intérprete optaron por adelantar ligeramente el parto a las 36 semanas de gestación y traer a la criatura al mundo por medio de una cesárea: una perspectiva que sumió a la estadounidense en una situación de miedo y nerviosismo debido a lo delicado de la intervención y al cansancio que tenía acumulado.

"Estaba muy asustada, tanto por la operación en cuestión, como por todo lo que significaba y podía implicar para mí y para el bebé. Creo que el hecho de estar tan casada también acrecentó mis miedos, pero en cualquier caso una cesárea era lo último que quería para ser madre, no quería dar a luz así", ha declarado Kate Mara en una entrevista al podcast "Informed Pregnancy".

"Traté de mantener la calma durante esos tres días tan complicados, pero la perdí por completo antes de entrar en quirófano. Fue en ese momento cuando caí en la decepción y me sentí devastada por no poder experimentar el tipo de parto con el que había soñado", ha añadido la intérprete al tiempo que hacía referencia a su deseo de dar a luz de forma natural y en la comodidad de su hogar.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes