Jennifer Garner es "más guapa en persona"

La separación hace tres años de Jennifer Garner y Ben Affleck, que por fin se materializó en divorcio el pasado octubre, marcó un antes y un después en la vida personal y profesional de la actriz.

La antigua protagonista de la serie 'Alias' ha retomado su carrera con fuerza para regresar al cine de acción con la cinta 'Peppermint' y a la pequeña pantalla protagonizando en breve la nueva producción de Lena Dunham para HBO.

Ese renacer de su popularidad ha contribuido a que el público se vuelva a fijar en ella y se dé cuenta de que, a sus 47 años, sigue siendo uno de los rostros más atractivos de la meca del cine, lo que le ha llevado a protagonizar el nuevo número de la revista People como la mujer más bella del mundo.

Curiosamente, su caso debe ser uno de los pocos en los que sus fans se llevan una sorpresa al encontrársela cara a cara y comprobar que las fotografías como las que adornan ahora la mencionada publicación no le hacen en realidad justicia.

"Me dicen que soy más guapa en persona que en la pantalla. Lo mejor es que te lo tomes como un cumplido, que es lo que pretende ser. Si estoy por la calle, me lo repiten al menos una vez al día. No sé por qué, pero es lo que más escucho", ha confesado la intérprete en declaraciones a la revista People.

Ese piropo tiene aún más mérito si se tiene en cuenta que, en la vida real -entendida como los días en que no pisa una alfombra roja y puede toparse con sus admiradores-, ella cuenta con dos uniformes no demasiado favorecedores: uno que consiste en ropa deportiva, gafas y el pelo recogido, y otro que utiliza cuando consigue encontrar algo de tiempo para cambiarse de ropa y que no va más allá de enfundarse unos vaqueros y calzado cómodo.

Por otra parte, y aunque la idea de mostrar su lado menos glamuroso no le quita el sueño, sí es cierto que trata de no prestar demasiada atención a lo que se dice de ella, sea positivo o negativo.

"No solo no leo los comentarios, también me esfuerzo para no ver ninguna foto mía, no leer los artículos o enterarme de lo que se comenta ahí fuera. No es que no me importe, es que en realidad me importa demasiado. Instagram es ya otra historia, porque ahí no me encuentro con tanta gente intentando ser cruel", apunta.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes