Jennifer Garner y sus hijos ejercen de apicultores en su tiempo libre

Aunque reside a escasos kilómetros de una de las urbes más grandes e imponentes de Estados Unidos, Los Ángeles, la actriz Jennifer Garner ha vuelto a dejar patente que, junto a sus hijos Violet (12), Seraphina (9) y Samuel (5), lleva un estilo de vida más propio de los entornos rurales al haber convertido su finca en una especie de granja en la que conviven gallinas y, desde hace unos meses, también numerosas abejas.

Tanto es así, que la intérprete no ha dudado en presumir en su última entrevista de una de las muchas aficiones a las que sus retoños y ella dedican buena parte de su tiempo libre en casa, que no es otra que la de enfundarse en sus respectivos trajes de apicultores para cuidar de los insectos y extraer la tan preciada miel de sus paneles.

"Es súper divertido. Me siento como si estuviéramos en medio de un experimento científico", ha asegurado la artista sobre los entresijos de tan llamativa labor en conversación con la revista People Food, antes de admitir que su familia necesitaba emprender una nueva actividad de corte agrícola que les diferenciara de sus vecinos.

"También tenemos gallinas, pero eso es muy propio de la gente de Los Ángeles, así que no es especialmente llamativo. Y otra de las cosas que puedes hacer aquí en la ciudad es cultivar todo lo que se te antoje, por eso tenemos un huerto lleno de verduras y frutas. Es como una adicción que no puedo superar, básicamente no paro de plantar cosas", ha añadido entusiasmada.

Además de regresar por todo lo alto a la escena interpretativa con su participación en la nueva cinta de animación 'Amusement Park' y su reciente fichaje para la comedia que prepara Lena Dunham para el canal HBO, la exmujer de Ben Affleck también ha estado aprovechando los últimos meses para fundar, junto al empresario John Foraker, una empresa de productos alimenticios ecológicos para bebés, llamada 'Once Upon a Farm', que se ha visto claramente inspirada por su pasión hacia lo orgánico.

"Cuando tienes hijos, tu cerebro se transforma por completo. Durante el embarazo de mi primera hija, pensaba que jamás dejaría de trabajar. Tras dar a luz, volví al set de rodaje y básicamente tuve que criarla [a Violet] en mi tráiler. Pero siempre me negué a darle de comer esa comida procesada que se vende en las tiendas, siempre tuve claro que esos productos no eran aptos para un ser humano", ha explicado sobre su última aventura empresarial.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes