Homenajes al talento y las buenas obras de George Michael

Los seguidores del astro pop George Michael lloraban su muerte el lunes, mientras organizaciones benéficas británicas elogiaban el hecho de que por años dio su tiempo y su dinero para apoyar diversas causas sin buscar publicidad.

El hombre con la reputación de llevar una vida disipada había dado millones de libras esterlinas (dólares) a organizaciones caritativas que ayudan a niños, víctimas de cáncer y personas con sida.

También era recordado por pequeños actos de bondad: ayudó a su comunidad en el norte de Londres a tener un árbol de Navidad y fue voluntario en un albergue para personas sin hogar.

El ex Beatle Paul McCartney publicó un comunicado en su sitio de internet en el que reconocía a Michael por su "alma y música dulce", que dijo vivirán para siempre.

"Trabajé con él en varias ocasiones, su gran talento siempre brilló y su sentido del humor con el que se restaba cualquier tipo de importancia hacía la experiencia aún más placentera", dijo McCartney quien publicó una fotografía de ambos juntos.

La muerte del artista se anunció el domingo por la noche. Muchos el rindieron homenaje en las redes sociales, mientras que otros hablaban sobre años de buenas obras que recibieron poca publicidad, en gran medida porque Michael insistía en mantener estas acciones fuera de los reflectores.

Los admiradores colocaron flores y otras ofrendas fuera de sus casas en el norte de Londres y en Goring, Inglaterra, donde falleció por una aparente insuficiencia cardiaca.

Los últimos años de Michael estuvieron marcados por sus roces ocasionales con la ley y una serie de incidentes al volante, relacionados con su abuso de drogas, pero esto quedó de lado mientras directores de importantes organizaciones no lucrativas y grupos de activistas dieron la cara para reconocerlo.

Entre los grupos que ayudó destacó el Terrence Higgins Trust, que ayuda a las víctimas del sida, Macmillan Cancer Support para enfermos de cáncer, y Childline que ofrece terapia confidencial vía telefónica para jóvenes.

La fundadora de Childline, Esther Rantzen, dijo que el músico había entregado las regalías de su éxito de 1996 "Jesus To A Child" a la organización benéfica, junto con muchas otras donaciones.

"A lo largo de los años nos dio millones y estábamos planeando el próximo año como parte de nuestras celebraciones por nuestro 30 aniversario, crear, esperábamos, un gran concierto en su honor, a su labor artística, a su maravillosa música, pero también para agradecerle por los cientos de miles de niños que ayudó", dijo.

Rantzen agregó que Michael estaba decidido a que nadie fuera de la organización supiera "cuánto le dio a los niños más vulnerables del país".

Jane Barron de Terrence Higgins Trust dijo que Michael hizo muchas donaciones y obsequios, incluidas las regalías del dueto "Don't Let the Sun Go Down on Me" que grabó con Elton John en 1991.

Michael había hablado públicamente sobre el dolor de perder una pareja por el sida al comienzo de la epidemia, pero mantuvo su largo historial de donaciones a la organización en privado.

El activista Peter Tatchell, quien conoció a Michael antes de que fuera famoso, dijo que el músico había ocultado su homosexualidad en la primera parte de su carrera porque las figuras públicas gay eran sometidas a un gran escrutinio en los tabloides británicos.

Reconoció al cantante por dar a conocer su orientación sexual después de ser arrestado en Los Angeles en 1998 por tener un comportamiento lascivo en un baño.

Tatchell dijo que la respuesta de Michael a su arresto "fue una defensa rebelde al derecho de ser gay", que tuvo impacto en toda la comunidad homosexual.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes