Elsa Pataky celebra su 43 cumpleaños en la mejor compañía

Tras una temporada muy ajetreada con sus campañas publicitarias, su incursión en la televisión australiana de la mano de la serie 'Tidelands', los actos públicos en los que ha acompañado a su flamante marido, Chris Hemsworth, y por supuesto con sus responsabilidades como madre de tres hijos, la actriz Elsa Pataky ha cumplido este jueves 43 años de vida en medio de unas merecidas vacaciones en su país natal, concretamente en la isla de Ibiza, y acompañada de un sinfín de seres queridos.

Aunque se desconoce exactamente cómo estará pasando la intérprete madrileña este día tan especial, a principios de esta semana ella misma revelaba a sus seguidores de las redes sociales que los festejos por su aniversario ya habían comenzado gracias a las numerosas opciones que les ofrece la célebre isla mediterránea en el plano del entretenimiento.

"Celebrando mi cumple por adelantado y con mi gente favorita", escribía Elsa en su cuenta de Instagram junto a una serie de fotos en las que abundan las sonrisas y las estampas ibicencas más envidiables.Es más que probable que los tres retoños del matrimonio, la pequeña India (7) y los gemelos Tristan y Sasha (5), se hayan convertido hoy -con el permiso de su afamada progenitora- en los protagonistas absolutos de las celebraciones por el cumpleaños de la intérprete, ya que ninguno de ellos aparece, comprensiblemente, en las instantáneas anteriormente mencionadas, en las que Elsa y compañía aparecen disfrutando de las paradisíacas costas de la isla y, sobre todo, de su animada vida nocturna.

En cuanto a los regalos que habrá recibido ya la artista para conmemorar semejante efeméride, solo cabe especular con la posibilidad de que el astro de Hollywood, quien por cierto volverá a encarnar al superhéroe 'Thor' en una futura cuarta entrega de la saga homónima, se haya dignado al menos en reemplazar la crema hidratante de 400 dólares que "tomó prestada" de su esposa para malgastarla a modo de 'after sun'.

"Mis hombros se quemaron un poco después de una sesión de surf y no se me ocurrió otra cosa que tomar prestada una de sus cremas faciales de La Mer, que valen una pequeña fortuna. La verdad es que no le hizo ninguna gracia cuando se enteró, pero es que olían tan bien, que me daban ganas de comer un poco", revelaba Chris en una conversación reciente con la revista GQ.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes