Colate no quiere reabrir la guerra con su ex Paulina Rubio

Desde que lograran llegar a un acuerdo legal sobre los términos de la custodia de su único hijo en común, Nico, allá por 2014, la paz entre Paulina Rubio y su exmarido Nicolás Vallejo-Nágera ha pendido de un hilo muy fino.

El empresario español ha acusado en una infinidad de ocasiones a la famosa cantante de incumplir el horario de visitas fijado por un juez que, en teoría, le permitiría pasar ciertos períodos de tiempo con el niño en su país natal y ella, por su parte, le demandó el pasado mes de abril por ocultarle supuestamente el paradero de su retoño durante días y no responder a sus llamadas cuando llegó el momento de que el niño regresara con ella a Miami.

El último sencillo de la chica dorada no contribuye tampoco a mejorar su ya de por sí maltrecha relación, ya que en 'Si Supieran' ella arranca la primera estrofa asegurando: "Yo no sé qué le pasó a mi ex / se hizo amigo de mi otro ex. Se juntaron MasterCard y Visa / y eso es lo que me da risa".

No cuesta demasiado imaginar que esa pulla va dedicada a su exmarido y Gerardo Bazúa, el padre de su otro hijo, con quien también ha tenido problemas debido a su supuesta negativa a dejarle ver al pequeño Eros.

Aunque Bazúa cantante también de profesión todavía no ha querido responder a las burlas de Paulina, que tilda a sus dos ex de 'bobos' en la canción, Colate como se conoce popularmente al exmarido de la estrella mexicana ha preferido tomarse todo el asunto con sentido del humor y sin darle demasiada importancia.

"Algo he escuchado" ha reconocido él en declaraciones al programa 'Suelta la sopa' de Telemundo. "Ayer me lo mandaron y al principio pensé que era una cosa de broma hecha por los fans, pero parece que va en serio. Pero bueno, yo respeto mucho a la madre de mi hijo y no voy a entrar a valorar esas cosas".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes