Claudia Schiffer nunca se interesó por las fiestas

A pesar de la creencia de que las modelos de los 90 acudían a numerosas fiestas, lo cierto es que Claudia Schiffer no estaba interesada en ese estilo de vida y prefería volver a su domicilio tras el trabajo. "Realmente no iba a fiestas, me iba a casa después de los desfiles. En ese tipo de fiestas pasan muchas cosas malas, pero yo no era consciente de ello por aquel entonces. Era una chica muy inocente. Yo no sabía que la gente de mi alrededor tomaba drogas, la verdad es que nunca nadie me las ofreció. Yo no estaba interesada en nada de eso, no me gusta el sabor del tabaco ni del alcohol", desveló la maniquí alemana a la edición británica de la revista Marie Claire.

Aunque no habla con frecuencia con otras modelos de su generación, cuando coincide con algunas estrellas de la pasarela como Eva Herzigova, Helena Christensen o Nadja Auermann, retoman la relación exactamente en el punto en el que la dejaron."Muy ocasionalmente contactamos a través de correo electrónico. A veces me escribo con Cindy o veo a Eva en Londres. Solo de forma esporádica, pero cuando nos vemos, hablamos como si el tiempo no hubiese pasado. Es el tipo de uniones que creo que nunca se romperán. Aunque había mucha competitividad, también había mucha amistad, sabíamos que formábamos parte de un grupo muy especial", añadió la maniquí.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes