¿Qué ha sido de Caroline Flack, la primera "conquista" conocida de Harry Styles?

Aunque tras el fin de su breve y llamativa relación sentimental su nombre dejó de generar tanto interés fuera de las fronteras británicas, lo cierto es que la presentadora Caroline Flack, quien mantuvo un mediático romance con el cantante Harry Styles cuando este solo tenía 17 años y ella 31, se ha mantenido a lo largo de toda esta década como una de las estrellas televisivas más rutilantes y polémicas del Reino Unido debido precisamente a un historial sentimental en el que destacan hombres mucho más jóvenes que ella.

A sus 39 años, la estrella televisiva acumula en su trayectoria amorosa, entre otros, sendos idilios con el bailarín AJ Pritchard (24) y el entrenador personal Bradley Simmons (24), así como un compromiso fallido con Andrew Brady (26) -conocido por su participación en el concurso 'The Apprentice'-, de lo que se desprende una clara predilección por los veinteañeros que, ahora, ella no ha dudado en defender con orgullo y sin complejos de ningún tipo.

"Si se supone que la palabra 'cougar' [en referencia a aquellas mujeres que prefieren relacionarse con hombres de menor edad] tiene una connotación negativa, pues yo voy a convertirla en mi medalla de honor particular. Normalmente suelo mantener la boca cerrada cuando se habla de mi vida personal, pero ahora he querido plasmar mis reflexiones sobre lo que implica el escrutinio público y lo poco que me importan los juicios de valor que he recibido en estos últimos años", ha escrito Caroline en su cuenta de Instagram para promocionar el nuevo número de la revista You, en el que ella ocupa la portada.

Pese a que no ha querido dar demasiados detalles sobre las declaraciones que ha ofrecido a la publicación, se espera que la presentadora reivindique abiertamente su derecho a ser dueña de su propia vida y, sobre todo, que critique esas rancias convenciones sociales que, curiosamente, siempre imponen normas de conducta mucho más estrictas a las mujeres que a los hombres: un notable modo de discriminación basado en los dobles estándares.

Hace solo unos meses, y al ser preguntada por ese idilio que vivió con el antiguo componente de One Direction ocho años atrás, Caroline no tuvo reparo alguno a la hora de rememorar los ataques constantes que recibió por parte de los sectores más conservadores -y sensacionalistas- de la prensa de su país y la ligereza con la que se abordaban los entresijos de su ámbito más privado en tertulias televisivas.

"A veces sigo pensando en todo ello y me digo: '¿Pero qué hay de malo en lo que hice?'. Y tengo que volver a convencerme de que no, de que no hice nada malo. Me resultó muy duro ver a tanta gente decir que era 'asqueroso' lo que teníamos. No creo que lo fuera... Siento que no debería haberme preocupado tanto de lo que la gente dijera o pensara. No necesitaba que nadie aceptara la diferencia de edad de mi relación, pero ¿por qué decir que era malo? No estábamos haciendo daño a nadie", explicaba.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes