Alice Cooper no ha hecho un pacto suicida con su esposa Sheryl Goddard

Este fin de semana el veterano roquero Alice Cooper acaparó un sinfín de titulares debido a unas declaraciones en las que daba a entender que su esposa, Sheryl Goddard, y él habían llegado a un acuerdo para asegurarse de que en un futuro ninguno de los dos tenga que seguir adelante sin el otro.

"No podría vivir sin ella. Siempre hemos dicho que nunca llegará el momento en que uno de los dos tenga que llorar al otro", desvelaba en una entrevista al periódico The Mirror.

"Cuando tenga que suceder, vamos a irnos de este mundo juntos. Llevo casado 43 años con la chica más maravillosa del mundo. Jamás nos hemos sido infieles o nos hemos traicionado".

En esa misma conversación quedaba más que patente la adoración que el músico siente hacia la madre de sus tres hijos, a quien conoció en 1975 cuando ella comenzó a participar en sus conciertos como bailarina: "Ahora se mueve mejor incluso que en aquella época. Puede que alguna gente sí quiera escapar en ocasiones de sus esposas, pero ella es mi mejor amiga. Y no hay forma de que podamos sobrevivir el uno sin el otro".

Los fans del roquero no tardaron en interpretar sus palabras como una confirmación de que, cuando uno de los dos enfermara gravemente o falleciera, el otro se quitaría la vida. Ahora Alice ha querido matizar su comentario para aclarar que no se estaba refiriendo a una medida tan extrema como el suicidio.

"Tenemos un pacto de vida, no de muerte. Nos gusta demasiado estar vivos. Lo que quería decir es que, como casi siempre estamos juntos, en casa o de gira, si algo llegara a suceder, lo más probable es que estuviéramos juntos en ese instante. Pero no hemos hecho un pacto para suicidarnos, nos encanta nuestra vida", ha matizado ahora en un comunicado público.

Por otra parte, pese a sus problemas de adicciones y su pasado repleto de excesos, el artista considera que se encuentra en muy buena forma física para su edad gracias a una alimentación equilibrada y a su afición al golf, que le mantiene activo, por lo que no preve que su tiempo se vaya a acabar en el próximo par de décadas.

"Mi madre tiene 96 años y es indestructible. Debe de ser cuestión de genética. Ahora tengo 71 años y peso lo mismo que cuando tenía 30. Parece que mi cuerpo no se cansa nunca. Ya no fumo y no he probado el alcohol en 37 años. Soy el único de la banda que jamás se pone enfermo. Ya no consumo azúcar y solo tomo refrescos light. Puede que eso ayude. Y dos horas saltando sobre el escenario es una manera maravillosa de hacer ejercicio", matizaba en la mencionada entrevista.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes