Broadway carga las tintas en el teatro no musical para la próxima temporada

Con los premios Tony aún calientes, Broadway va despejando las incógnitas de una próxima temporada que carga las tintas en las producciones dramáticas con autores de peso como Harold Pinter o David Mamet y con repartos que subirán a las tablas a Al Pacino, Jessica Lange, Keira Knightley o Bruce Willis.

Aunque Broadway es la meca del teatro musical, donde se despliegan los grandes presupuestos y la artillería para que los turistas paguen carísimas entradas, probablemente el gran lujo de los teatros que pueblan los alrededores de Times Square sea ver a grandes autores, con grandes actores en carne y hueso sobre el escenario.

Asistir a esas representaciones requieren un nivel de inglés más alto que a veces excluye a los visitantes, mientras que sus actores, cuanto más famosos, más reducen su calendario de compromiso.

Por eso, no son comparables los más de 100 millones de dólares amasados en 2014 por "El rey león" con los 23,4 millones que hizo "It's Only a Play", la más exitosa de las producciones sin partitura.

Sin embargo, con ejemplos como los 14 millones conseguidos en apenas dos meses por "The Elephant Man", con Bradley Cooper como principal atractivo para comprar entradas y para esperar en la calle a su salida, en la temporada 2015-2016 habrá un suculento menú de obras, autores y actores de prestigio que intentarán repetir la operación comercial sin renunciar al prestigio.

Por ejemplo, quizá no tenga tanta prensa como el musical "On Your Feet!", sobre la vida de Gloria Estefan, o la reposición de "El color púrpura", con Jennifer Hudson debutando en Broadway, pero habrá pocos carteles tan contundentes como el de "China Doll", obra nueva que reúne a dos pesos pesados como el dramaturgo David Mamet y el actor Al Pacino.

Supone la duodécima aparición del actor de "The Godfather" en Broadway (tiene en su haber dos premios Tony, además de un Óscar) y el reencuentro entre Mamet y Pacino después de "Glengarry Glen Ross". Un privilegio del que se podrá disfrutar a partir del 20 de octubre.

No cabe más prestigio tampoco en un nuevo montaje de un clásico, "Larga jornada hacia la noche", de Eugene O'Neill, que además de tener el aclamado texto que ganó el premio Tony en 1957 con Frederich March y Florence Eldrige en el reparto, contará ahora con Gabriel Byrne y Jessica Lange, que hasta ahora solo se había atrevido en Broadway con obras de Tennessee Williams.

"Larga jornada hacia la noche", con vistas a los Tony, se reserva para el estreno para el final de la temporada.

Keira Knightley acercará a las nuevas generaciones la literatura de Émile Zola en "Thérèse Raquin", en el Studio 54, y entre los debuts sonados de esta temporada, Bruce Willis irá por la línea más comercial de "Misery", éxito literario y cinematográfico de Stephen King, y Clive Owen se la jugará con el siempre complejo Harold Pinter en "Old Times", que no se ve en Broadway desde los años 70.

No faltarán otros grandes nombres como "A View From the Bridge", de Arthur Miller, con Mark Strong, o la pieza de Sam Shepard "Fool for Love", con Sam Rockwell.

De la misma manera que la realeza británica seguirá teniendo pábulo con "King Charles III", que después del éxito de "The Audience" con Helen Mirren como reina Isabel II (que recauda una media de más de un millón de dólares por semana), ironizará sobre Carlos de Inglaterra con un texto de Mike Barlett que ya ha sido visto y aplaudido en el West End.

Aun así, para los amantes del musical, que no cunda el pánico: además de las ya citadas, se estrenará la versión teatral de "School of Rock", volverá la actriz más premiada de la historia de los Tony, Audra McDonald, con "Suffle Along" y habrá producciones épicas como "Hamilton", sobre uno de los padres de la patria en Estados Unidos, o "Amazing Grace", sobre la historia detrás del famoso himno.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes