El panameño Mariano Rivera ingresa al Salón de la Fama en Cooperstown

El panameño Mariano Rivera tuvo este domingo su histórica inducción al Salón de la Fama en Cooperstown.

Durante el acto, Rivera brindó un discurso en inglés, en el que hizo un recordatorio de su recorrido desde su vida en Puerto Caimito hasta el momento en que logró el triunfo, habló sobre las dificultades que vivió al llegar a los Estados Unidos debido a la barrera del idioma y cómo las superó y se refirió a algunas anécdotas que vivió. Además agradeció a Dios, a sus familiares, a la organización de los Yankees de Nueva York, a sus compañeros, sus managers y a sus fanáticos, por todo el apoyo.

Posteriormente pronunció una emotivas palabras al pueblo panameño y enfatizó que siempre representó a Panamá a donde iba y agradeció la presencia de algunas figuras panameñas, entre las que destacan el presidente Laurentino Cortizo y la leyenda del boxeo Roberto "manos de piedra" Durán.

"Para mi panamá querida, algo especial que aprendí a hacer fue siempre a donde iba representar a Panamá y dar lo mejor de mi por Panam... gracias a todo el pueblo de Puerto Caimito que me escucha, a todos los que están viendo por televisión, por la radio, gracias son especiales para mí, todos los niños que me están escuchando en todas las partes de Panamá... a todo el pueblo panameño, a todos los fanáticos latinoamericano, esto es de ustedes, gracias los amo mucho de una manera especial, Dios les bendiga en una gran manera, gracias por permitirme crecer en esa república hermosa", expresó Rivera.

Rivera logró números históricos en las Grandes Ligas con los Yankees y se convirtió en el primer pelotero en llegar al Salón de la Fama con el 100% de los votos.

Los Yankees ganaron siete banderines de la Liga Americana y cinco Series Mundiales con Rivera en el bullpen y su récord de Grandes Ligas de 652 salvamentos fue su boleto directo al Salón de la Fama. 

Brilló especialmente en la postemporada, permitiendo solamente 86 hits y ponchando a 110 bateadores, con 21 boletos y apenas 11 carreras limpias en 141 entradas y registrando 11 salvamentos en Series Mundiales.

También registró una marca de 4-1 en partidos decisivos del Clásico de Octubre; su única derrota fue en 2001 ante los Diamondbacks de Arizona al permitir el globito impulsor de Luis González con la casa llena en el cierre del noveno.

Oriundo de Puerto Caimito, Rivera se suma a Rod Carew como los únicos panameños elegidos al templo de los inmortales, y encabeza un grupo que incluye además a los lanzadores Mike Mussina, Lee Smith y el difunto Roy Halladay y a los bateadores designados Edgar Martínez y Harold Baines.

Baines y Smith fueron seleccionados en diciembre por el comité de veteranos. Rivera, Mussina, Martínez y Halladay fueron elegidos en enero por la Asociación de Cronistas de Béisbol de Estados Unidos.

Cabe mencionar que este histórico acontecimiento contó con la presencia del presidente de la República, Laurentino Cortizo, así como de decenas de panameños, quienes orgullosos viajaron hasta Cooperstown para ser testigos de este hecho.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida