Telemetro Telemetro Logo

Lo que aprendí de mi último accidente en bicicleta

Es hora de re-inventarte y adaptarte al cambio. O como en el ciclismo, el suelazo te lo recordará de un sólo golpe. ¿Cuántos golpes más quieres recibir?

¿Hay una similitud entre la práctica del ciclismo de carretera y los negocios? Definitivamente sí... incluso con la vida misma. Pero hoy quiero hablarles de lo que aprendí después de recibir un buen golpe. De la relación que existe entre el liderazgo en el mundo corporativo y el liderazgo en la práctica de esta disciplina deportiva.

La situación

En la madrugada del 20 de enero, rodaba con mi equipo de entrenamiento de triatlón. En nuestra agenda del día estaba rodar por 2 horas a velocidad sostenida manteniendo el ritmo cardíaco en Zona 3 (Anaeróbica) y luego correr (running) por 20 minutos (Ojo no había un objetivo de distancia o velocidad). Faltando aproximadamente 35 minutos para lograr el primer objetivo del día veníamos contra el viento rodando a una velocidad de 35 - 38KM/H en formación de una sola fila. El grupo aproximadamente unos 10-15 ciclistas, en su gran mayoría con experiencia en varias competencias de ciclismo, Ironman o triatlón.

Yo estaba en la 4ta posición en la fila y he aprendido que mi deber, cuando se asume una posición como esta, es mantener la rueda del ciclista en frente mío. Mantener la rueda significa estar a la distancia suficiente para no golpearlo y causar un accidente y suficiente para mantener el efecto de "draft" y cortar el viento beneficiándome a mí y a los ciclistas que vienen detrás mío. No puedo distraerme de esa obligación en mi posición. Si por alguna razón no puedo continuar, debo hacer la señal al ciclista detrás de mí y salir a un lado para que alguien tome mi posición y, así yo pueda rotar a la cola de la fila donde puedo recuperar el aire, o salirme de la formación para atender lo que sea que me haya impedido continuar.

Otra función importante dentro de esta formación es la de pasar información a los demás ciclistas del equipo. Ya sea que la información viene de la cola de la fila o de la cabeza, donde normalmente está el líder del grupo. ¿Qué información se pasa?... Si en la cabeza del grupo ven algún objeto en la carretera, un automóvil estacionado o cruzando, un hueco, un resalto, otros ciclistas que vayamos a rebasar... normalmente se usan señales que el líder del equipo hace con sus manos o "gritos" o las dos cosas para que los demás estemos atentos de la situación y se pase el mensaje al de atrás hasta que todos reciban la alerta... y de la cola hacia adelante pueden venir instrucciones de tiempo pendiente (especialmente cuando hacemos intervalos), muchas veces el coach del equipo está atrás dando instrucciones a los demás, señales para rotar o incluso situaciones de peligro que puedan venir de atrás del grupo, como otro grupo de ciclistas rebasando o un automóvil.

via GIPHY


¿Qué pasó hoy?, ¿Cómo fue el accidente?

Como decía veníamos rodando a 35-38 KM/H en ese momento. No escuché ninguna alerta de peligro. Veníamos casi al medio del carril asignado para rodar y libre de vehículos. Lo único que vi fue a mi compañero de adelante perder el control de su bicicleta y caer al suelo. Mi reacción inmediata es frenar y tratar de esquivarlo para no golpearlo y no caer con él. -Hay que entender que esto son milésimas de segundo. Que el entrenamiento te lleva a tomar micro-decisiones que son cruciales entre tener un accidente o no-. Logré el objetivo #1 esquivar al compañero, luego el #2 (que no sabía que lo tenía) esquivar un cono de tráfico... pero cuando ya pensé que lo había logrado, la frenada hace que mi bicicleta se vire hacia el costado derecho, voy "patinando" en la rueda trasera y pierdo el control del manubrio... ahí ya viene lo inevitable... la inercia que traigo hace que mi cuerpo continúe con la trayectoria... ¡¡Purrundum!! al suelo.

Pero en ciclismo también hay que aprender a caer. Y las lecciones tomadas, las conversaciones sostenidas con otros colegas y, finalmente, la experiencia vivida de otras caídas, hacen que mi cerebro emita una orden y mi cuerpo tome una acción. Soltar la bicicleta, no poner las manos en el piso, llevarlas al pecho, virar el cuerpo para caer preferiblemente de costado sobre los músculos de la espalda y los glúteos. ¿Cómo pasó esto en segundos? Realmente no lo sé, pero tiendo a creer que me lo he repetido tantas veces que al momento de necesitarlo, ya estaba listo. Llamémoslo modo de supervivencia.

Detrás de mí un par de compañeros y compañeras logran evitar caer, pero otros dos no lo logran y terminan golpeando al primer compañero que está tendido en el piso y al igual que yo cayeron al piso, pero con la diferencia de que han tenido más tiempo de frenado y reacción.

¿Cuál es la similitud con el mundo empresarial?

Los roles del líder de negocios

En el mundo corporativo, los líderes de equipos de trabajo debemos mantener unos roles claves y que son fundamentales para el desarrollo del negocio. Puedo resumir estos roles en cuatro:

  • Visionario: Establecer una clara visión para la organización (equipo de trabajo o negocio). Ver hacia dónde se debe ir y llevar a la empresa hacia el futuro. El visionario debe conceptualizar la idea del "futuro" y conectarla con las acciones del día a día de los miembros del equipo. Todos deben entender que lo que hacen a diario, está directamente conectado con esa visión.
  • Motivador / Socializador: Los líderes deben motivar y conectar con sus equipos. Los líderes crean una atmósfera de credibilidad y colaboración mutua. Tienen empatía y curiosidad por cómo están los demás miembros del equipo. Crean una cultura y una "mística" alrededor de la empresa o el equipo.
  • Director: Los líderes deben ser directos, concisos en las instrucciones que dan para ejecutar un plan. Los líderes proveen un marco de trabajo y procesos para llevar a la compañía (o al equipo) a donde necesita llegar.
  • Analista: Los líderes deben respaldarse en datos confiables para racionalmente traer ideas a la mesa. Ser escépticos y tener un ojo estratégico hacia el futuro. Como analista, el líder debe estar en capacidad de traer el "WHY" de las decisiones que se toman, especialmente cuando se deciden cambios masivos o de rumbo en los negocios.

Ahora conectemos los conceptos y saquemos los aprendizajes.

En Ciclismo...

Si asumo la posición de líder del equipo, ya sea momentáneamente y tomo la punta de la escuadra... bajo el rol del "Motivador", debo mantener El Paso, el ritmo de pedaleo establecido para el mayor rendimiento de todo el equipo. No estoy ahí para mostrar que soy el más "macho" y que puedo rodar más fuerte que los demás... estoy ahí por y para mi equipo. Mantengo la motivación porque los demás entienden que pueden llegar a la meta (2 horas sosteniendo el ritmo cardíaco en Zona 3), los demás entienden también que pueden llegar a esa posición cuando les toque rotar y seguir El Paso indicado por el líder anterior.

Como puntero el líder es el único que puede ver hacia donde se dirige el equipo. Es el que está marcando la ruta y su posición le permite ver hacia adelante, lo que varios de su equipo están limitados para hacer. Esto junto con su rol de director y comunicador le permite pasar información de valor para su equipo. El líder puede evitar los accidentes al dar las señales de alerta. El líder puede bajar o incrementar la velocidad del grupo de acuerdo con el plan o las circunstancias que se presenten.

via GIPHY


Hoy entendí la conexión que existe entre los dos mundos en que vivo. En la medida en que aprenda a leer estas señales y pueda aplicarlas y compartir la información, podré ser un mejor líder en mi organización, equipo de trabajo, equipo de deporte y en la sociedad.

Hoy ninguno de los accidentados tuvimos lesiones graves. Pero pudo haber terminado muy mal para varios. Ahora los que salimos lesionados, nos enfrentamos a una nueva realidad. Hacer cambios en el plan de entrenamiento, enfocarnos en la recuperación adecuada para volver a entrenar, pero perdemos tiempo y en algunos casos el "momentum" que traíamos y sabemos que eso no es fácil de recuperar.

En los negocios, la falta de estos roles de liderazgo traen lo que muchas veces vemos en las organizaciones. Líderes desorientados, que no escuchan ni ven las señales, enfocados solo en el día a día y no hacia dónde deben virar el timón. Líderes sin empatía en su equipo y que dirigen por jerarquía y no por mérito. Líderes que dan instrucciones confusas, que cambian las condiciones constantemente y que no comunican asertivamente a sus equipos. Líderes que basan sus conceptos e ideas en supuestos y no en datos reales. Y sabemos a dónde lleva todo esto cuando se junta... la tormenta perfecta.

Vivimos en medio de una nueva transformación en la humanidad impulsada por un mundo digital hiperconectado. Un nuevo renacimiento que está cambiando gobiernos, empresas, negocios, educación, salud, medio ambiente, arte, religiones, leyes, culturas, visiones, pensamientos... todo se está transformando y aquel líder que no entienda el llamado y sus roles en medio de este punto de inflexión de la humanidad, estará destinado a ser reemplazado.

Es hora de re-inventarte y adaptarte al cambio. O como en el ciclismo, el suelazo te lo recordará de un sólo golpe. ¿Cuántos golpes más quieres recibir?

Nuestra colección de blogs, con los temas que tú quieres leer