Telemetro Telemetro Logo

¿Qué hace nuestro bebé dentro del útero materno?

El anuncio de una prueba de embarazo positiva es algo muy grande para cualquier mujer, aún recuerdo que el 6 de marzo de este año me enteré que estaba en estado y nunca olvido el día viernes 17, fue cuando pude ver por primera vez a ese ser que crece dentro de mí, tan pequeñita de tamaño pero tan enorme en significado; por un momento me paralicé y no pude retener las lágrimas. Salir embarazada es una bendición, sin duda, pero cuando es un bebé deseado y buscado por tantos años, lo es aún más.

Hago este preámbulo para desarrollar un tema muy interesante, las diez cosas que hace nuestro bebé dentro del útero materno. A partir de la semana 18, las embarazadas podemos sentir ya las pataditas del bebé, sus codos, sus manitas e incluso cuando tiene hipo; sin embargo, hacia el último trimestre de gestación es cuando percibiremos mayores movimientos.

1.- Traga líquido amniótico: los especialistas han comprobado mediante ecografías que el bebé traga líquido y además, esto ayuda a entrenar su sistema digestivo.

2.- Hace pipí: El bebé no sólo traga líquido, sino que además puede hacer pipí.

3.- Rota sobre sí mismo: Al bebé le queda poco espacio durante el último trimestre de embarazo, por eso es capaz de girar de arriba abajo y de lado a lado. He sentido un movimiento de lado a lado completamente en mi panza, supongo que se debe a que mi bebé se rota, me imagino que también se cansa de estar en la misma posición.

4.- Hipo: Debido a la inmadurez del bebé, su diafragma se contrae en determinadas situaciones, lo he sentido en varias ocasiones y de verdad sorprende.

5.- Las patadas: Las primeras patadas del bebé se comienzan a notar entre la semana 16 y 22 de gestación. Les cuento que en este momento estoy en las 32 semanas y ya he sentido muchas veces las pataditas de mi bebé, duele un poco pero después me río.

6.- Se chupa el dedo: Esto si no lo sabía, resulta que las ecografías han revelado que el bebé se chupa el dedo en el útero, lo que hace que muestre el reflejo de succión.

7.- Los ruidos: Los bebés tienen la capacidad de escuchar los ruidos que provienen del exterior, claro, aun cuando los sonidos llegan amortiguados, pueden causarle sobresaltos, calma o estrés.

8.- La luz: Desde la semana 24 o 25, el bebé ya puede abrir sus ojitos, si acercamos una fuente de luz a la barriga como una linterna, podrá seguir su destello. En lo particular, acostumbro a ponerle música en la panza con el celular, cuando se enciende y se lo coloco cerca, me doy cuenta que como que responde, por sus movimientos, es importante hablarle bastante.

9.- Bosteza: En las ecografías ha quedado demostrado que los bebés bostezan dentro del útero. Una vez cuando me estaba haciendo el ultrasonido mi bebé lo hizo y pude tener la dicha de verlo.

10.- Sueña: Así es, estudios realizados por especialistas, han comprobado que los bebés pueden tener sueños estando en el útero materno.

Definitivamente cada movimiento de nuestro bebé es una bendición, sobre todo porque sentimos que está bien, si me perece súper importante mencionarles la importancia de que le hablemos, tanto nosotras como los papás; me pasa algo particular, pongo mis dos manos en la panza e inmediatamente ella me responde con un movimiento, le gusta sentir mi calor, de hecho, ya conoce cuál es el mío y cuál es el de su papá, al igual que con la voz.

Lo otro importante es que le pongamos música todos los días, preferiblemente a la misma hora, eso permite su estimulación auditiva, así como desarrollar su creatividad e inteligencia antes de nacer. ¿Interesante verdad? ¡Que Dios me las bendiga!

PERFIL

Marilyn Cejas de Miranda

Obtuvo la licenciatura en Comunicación Social - Mención Audiovisual, en la Universidad Católica Santa Rosa-Venezuela en el 2007; un año después estudió Locución en la Universidad Central de Venezuela. Simultáneamente con su carrera, cursó estudios de Actuación de Teatro y Tv, graduándose en la Casa del Artista-Venezuela. Ha realizado cursos de Oratoria, RSE, redacción, presentación de Tv, entre otros.

Decidió emprender este proyecto debido a un diagnóstico de ovarios poliquísticos y a su lucha para lograr un embarazo. Le apasiona escribir y cree fielmente es que ésta es una forma de ayudar, aunque sea un poco, a las mujeres que desean convertirse en madres.