Italia quiere introducir una ley contra la dependencia a la pantalla

La dependencia a la pantalla y a internet es el alma de un proyecto de ley que Italia quiere introducir con el fin de combatir el uso excesivo y patológico de móviles, computadoras y dispositivos electrónicos, en particular entre los jóvenes.

Presentado por el Movimiento 5 Estrellas (antisistema M5E, al poder) en la Cámara de Diputados, el proyecto de ley tiene como objetivo prevenir y curar la llamada "nomofobia (el miedo irracional a salir de casa sin el teléfono móvil, del inglés 'no mobile phone phobia').

El texto propone la introducción de cursos de capacitación, prevención y atención de programas específicos para permitir a los padres detectar los riesgos que corren los hijos.

Con esa ley se quiere educar a los usarios a hacer uso en forma consciente de internet y de las redes sociales, sobre todo en las escuelas.

La nomofobia, que afecta especialmente a los jóvenes, se manifiesta mediante el uso compulsivo del teléfono inteligente, el monitoreo constante de correos electrónicos y las redes sociales, inclusive hasta altas horas de la noche.

El uso excesivo de la pantalla puede perjudicar sobre todo a los niños, ocasionándoles problemas de sueño y dificultades con la comunicación, la socialización y el desarrollo del cerebro.

Según una encuesta reciente de la Asociación Nacional de Dependencia a la Tecnología, divulgada este lunes por los medios italianos, la mitad de los jóvenes italianos, entre los 15 y 20 años, controlan el teléfono inteligente 75 veces al día.

Otro informe publicado en junio estimaba que el 61% de los italianos usan sus teléfonos o tabletas en la cama, un porcentaje que se eleva al 81% entre las personas de 18 a 34 años.

En la propuesta del M5E, que cita varias investigaciones y contó con el asesoramiento de psiquiatras, esa adicción es comparable a la adicción al juego.

La adicción al teléfono inteligente "es muy similar a otras dependencias porque causa interferencia en la producción de dopamina", la molécula asociada con el placer que libera el cerebro, dice el texto.

Paralelamente, la región montañosa de los Dolimitas, en el norte de Italia, lanzó una campaña original al ofrecer una semana de vacaciones gratis en refugios y hoteles pero con una condición: estar completamente desconectados, dejar en casa el móvil, tableta o computadora.

Durante esa semana, además de caminatas entre bosques, se pide realizar pequeños trabajos, como limpieza de los senderos, como una invitación a "conectarse con la naturaleza".


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes