Científicos panameños descubren tratamiento menos tóxico contra la leishmaniasis

Un tratamiento tópico basado en el activo paromomicina demostró ser efectivo para curar la leishmaniasis cutánea, según un estudio realizado en Panamá y publicado este jueves en la revista "PLOS Neglected Tropical Diseases".

La leishmaniasis cutánea es una enfermedad transmitida por la picadura del flebótomo, un parásito diminuto que ocasiona una enfermedad endémica en 98 países, con alrededor de 1 millón de casos al año.

La infección de leishmaniasis cutánea causa lesiones crónicas en la piel, especialmente en las articulaciones, así como un dolor muy debilitador, recordaron los expertos.

Gran parte de los pacientes de esta enfermedad en Panamá son tratados con antimonio pentavalente, un compuesto que se inyecta por vía intravenosa o intramuscular.

Sin embargo, este tratamiento puede resultar tóxico y provocar que el paciente no pueda recibir una atención completa.

Además, muchos enfermos viven en áreas donde este tratamiento de laboratorio resulta inaccesible.

Así, un grupo de científicos liderados por los expertos del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud en Panamá Néstor Sosa y Juan Miguel Pascale realizaron un estudio para comprobar si una crema tópica podría curar esta enfermedad de una manera menos tóxica y más accesible.

Los investigadores probaron dos cremas, una que solo contenía paromomicina (un agente antimicrobiano) y otra con una combinación de paromomicina y gentamicina (un antibiótico que detiene el crecimiento de las bacterias).

La adición de gentamicina, sin embargo, no alteró los resultados en los 399 pacientes tratados durante 20 días.

Las conclusiones demostraron que con el tratamiento basado solo en paromomicina las tasa de curación era cercana al 80 %, resultando especialmente alta entre los niños menores de 12 años y los adolescentes de 12 a 17 años con una tasa del 84 % y 82 %, respectivamente.

Sin embargo, el estudió señaló que no todos los pacientes se curaron, ya que 87 experimentaron una persistencia de la enfermedad, empeoramiento o recaída en el día 100 de la prueba.

"Este ensayo demuestra que la terapia con una crema tópica a base de paromomicina ofrece una alternativa potencial al tratamiento estándar actual para la leishmaniasis", indicaron los autores, quienes aseguraron que podría extenderse a otros países del continente americano.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes